Últimas noticias

Cinco claves para mejorar su marca personal

Cuando hablamos del éxito de una Marca personal se nos viene a la cabeza los siguientes parámetros de medición; o bien vemos cuán influyente es nuestra Marca Personal dentro de nuestro ámbito profesional o bien vemos cuán abultada está nuestra cuenta corriente a finales de mes.

 

Lo primero se determina, por ejemplo, viendo cuántos seguidores de calidad tenemos en nuestras redes sociales y cómo de bueno es el “engagement” que hemos logrado con nuestra comunidad. La influencia de nuestra Marca Personal como parámetro de éxito de la misma también puede medirse teniendo en cuenta la cantidad de gente que es capaz de recomendar nuestro trabajo a otros. ¿Qué tal te funciona el Marketing viral?. ¿El Márketing “boca a boca”?

 

El otro parámetro para medir el éxito de nuestra Marca Personal son los resultados económicos que tu actividad genere. Sin duda, para muchos, este es el parámetro más importante para saber si nuestra Marca Personal está funcionando o no. Y no nos engañemos; estamos en nuestro derecho de pensar que esto debe ser así desde el momento en que nuestra Marca personal ha sido creada para vivir de ella y nos hemos posicionarnos en el Mercado con el fin de conseguir una remuneración económica a cambio de nuestros servicios.

 

Ahora bien. ¿Cómo llegamos hasta aquí? 

Tengo la inmensa fortuna de estar realizando uno de los curso de Dale Carnegie. Este admirable señor dejó escrito más de una decena de libros sobre liderazgo personal y profesional. Libros que acompañan las mesillas de noche de los más prestigiosos ejecutivos y directivos de nuestras empresas.

 

Dale Carnegie habla en uno de sus libros sobre los 5 impulsores del éxito que deben acompañar a cualquier persona que quiera triunfar en su vida profesional y profesional:

 

Desarrollar mayor autoconfianza: 

Carnegie considera que “en un mundo en el cual, el riesgo, el desafío, la competencia y el cambio van de la mano, la autoconfianza es la ventaja competitiva”. Y yo añado que, efectivamente, lograr confiar en nosotros es fundamental para poder competir con seguridad. Conocer nuestras fortalezas y debilidades es requisito indispensable para aprovecharnos de las primeras y poder trabajar para mejorar las segundas.

 

Fortalecer las habilidades interpersonales 

“Las habilidades interpersonales son un ingrediente esencial para el éxito profesional y personal”, apunta Dale Carnegie. Y añade que esto es así, porque de esta forma “aprenderemos a saber “cómo obtener cooperación entusiasta en lugar de sumisión, volver un No en un Sí y ser diplomático aún bajo presión”.

Somos animales sociales y como tal, tenemos el deber y la responsabilidad de cooperar los unos con los otros y de encontrar vías de colaboración que nos ayuden a llegar a la fórmula del “todos ganamos”.

 

Mejore las habilidades de comunicación 

Está comprobado que aquellas personas que trabajan y mejoran sus habilidades comunicativas logran tener más éxito, tanto en su vida personal, como profesional. Ser mejor comunicador no es algo que venga de serie. A ser mejor comunicador se aprende a través de la práctica. Los básicos para empezar, desde mi punto de vista son dos, ejercer la escucha activa y la empatía. Carnegie añade, respecto a esto, que es necesario trabajar para “expresar mejor nuestros pensamientos, ideas y sentimientos”.

 

Desarrollar habilidades de liderazgo 

Aunque se haya escrito hasta la saciedad sobre el liderazgo, y se hayan tratado de ofrecer fórmulas mágicas para lograr ser un buen líder, creo que de nuevo Carnegie expone de forma cómo ir trabajando para lograr convertirnos en uno de ellos. Para Carnegie ser un líder es “tener la capacidad de influir en los otros. Tener la habilidad de motivar y de inspirar a las personas”. Para llegar a lograr esto nos propone trabajar en aspectos tales como “saber lanzar retos a nuestros colaboradores en positivo, llegar a ser más flexibles o fortalecer a los demás por medio del reconocimiento”.

 

Reducir el estrés y mejorar nuestra actitud

Médicos expertos señalan sobre las graves consecuencias que tiene no saber manejar el estrés de forma eficaz. Cuando el estrés se instala en nuestra vida tendemos a pensar con menos claridad y dejamos escapar nuestra energía hacia asuntos que no la requieren. En definitiva, tendemos a dispersarnos.

Hacernos conscientes de cómo el estrés nos está ganando la batalla nos permitirá parar, respirar y recordarnos a nosotros mismos que debemos volver a un estado de serenidad desde el que podamos gestionar los problemas desde otra perspectiva.

 

Trabajar en estos 5 impulsores del éxito es, sin duda, garantía de una Marca personal exitosa. Eso sí, como todo, y en homenaje final a mi querido Dale Carnegie, déjenme decirles que “descansen antes de sentirse cansado” y después, hagan el favor de pasar a la acción.

 

Merca 2.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: